Topsy, la elefanta que murió en la silla eléctrica

Enviado por: José Juan Díaz

El prestigioso Thomas Alva Edison en persona propuso que utilizaran un sistema que él y uno de sus colaboradores venían desarrollando desde hacía algunos años. Concretamente desde 1890, año de la primera ejecución con silla eléctrica en el estado de Nueva York. A las asociaciones de animales les pareció que freír a un elefante era una forma más “humana” de matarlo.

Casualmente, la compañía de Edison, promotora de la corriente continua, se disputaba entonces el control del sistema eléctrico estadounidense con la compañía Westinghouse. Para desacreditar a su adversario, el gran Nikola Tesla, Edison había declarado que el sistema de corriente alterna de la Westinghouse era una verdadera amenaza para los hogares, y aquel experimento le ayudaría a demostrarlo. (No en vano, ya había pasado diez años electrocutando perros y gatos en su laboratorio para demostrar los peligros de la corriente alterna). (Ir a la noticia)

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo América, siglo XX

4 Respuestas a “Topsy, la elefanta que murió en la silla eléctrica

  1. Claudia Santana Medina

    Ningún animal se merece el maltrato de su cuidador y mucho menos que éste le alimente de cigarros encendidos. La elefanta podría tener esos arrebatos, a causa de su mala alimentación, o de su mal cuidado. Los animales si se alteran es porque alguien les hace algo, y más si hablamos de un elefante.
    Me parece terrible que probaran venenos para matarla, porque físicamente la elefanta estaría bien, pero quien sabe si tenia un dolor interno que la estuviera matando lentamente.
    No creo que fuera la mejor opción matarla, porque es un crimen. Quizás hubiera sido mejor soltarla en una selva, o domarla. Pero el ser humano tiene el fallo de acabar con todo por el camino fácil, llevándola a su muerte mediante la silla eléctrica.
    Y por historias como esta, empezamos a perder especies de animales. Las selvas cada vez tienen más animales en peligro de extinción y la culpa es nuestra, por cazar animales que no debemos, por las trampas que ponen en las selvas, por esas personas que pagan dinerales por abrigos de piel de leopardo o por zapatos de pies de serpiente. Esas son las personas que debería darle vergüenza abrigarse con un pobre leopardo sobre sus hombros.

  2. Bárbara Carreño

    Yo por una parte, pienso que cuando un animal de las dimensiones de un elefante se empieza a comportar de forma violenta y a llegar a acabar con vidas humanas, se debe buscar una solución, aunque ésta sea matarle. Pero ésta elefanta, en cierto modo, tenía una justificación hacia su conducta: su cuidador la maltrataba. Así que creo que debería de haberse tratado éste asunto de otra manera, en vez de tratar de atentar contra la vida de un animal tantas veces.
    Me parece inaceptable el hecho de experimentar con animales (aunque esta es solo mi opinión), aunque también comprendo que seria aún más cruel testarlo en humanos… Los científicos deberían buscar otras maneras de comprobar la calidad de sus productos; avanzar en este aspecto sería beneficioso tanto para humanos como para animales.

  3. Mariluz Medina

    Yo pienso que no existe ninguna forma “humana” de matar; no importa si se usa una silla eléctrica o una horca, es el mismo acto. Además, dudo que esta elefanta hubiera matado a nadie si no hubiera recibido ningún tipo de maltrato como por ejemplo por parte de su cuidador que, según la noticia, le daba cigarros encendidos para que se los comiera. Creo que debería avanzarse mucho en este aspecto, ya que este acontecimiento ocurrió en 1903 y hoy todavía se sigue experimentando con animales para productos tan banales como puede ser un champú cuando existen alternativas que no hacen daño a ningún ser vivo.

  4. Fabio Herrera Hernández

    Es interesante el tema que trató Pepe en clase, asi que busqué la noticia para comentarla y la he leído. Despues de leerla, opino varias cosas. Por un lado, está mal que usaran elefantes, perros o gatos para comprobar que su experimento funcionaba y para saber que el sistema de corriente alterna era de verdad una amenaza para las casas, pero por otro lado, también es verdad que no había mucho más con lo que poder comprobarlo, ya que en personas sería inhumano.
    Además, actualmente también se usan a las ratas para demostrar algun que otro experimento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s