El dibujo del millón de euros

elpais.com

El dibujo del millón de euros solo podía estar firmado por Picasso y no parece arriesgado decir que, en estos momentos, solo ha podido ser adquirido por la poderosa Fundación Mapfre. El dibujo Mademoiselle Léonie (1910), Crayón y tinta china sobre papel de 64,3 x 49,5 centímetros, era propiedad de Marina Picasso, nieta del pintor, beneficiada con el millón de euros que ha desembolsado la aseguradora. Pablo Jiménez Burillo, director general explica que se trata de uno de los escasísimos dibujos que Picasso realizó durante los poco más de dos años que se dedicó intensamente al cubismo. «Es uno de los ejemplos más claros de cubismo analítico, en un momento en el que evolucionaba a un estado más intelectual y puro. La obra no estaba a la venta», añade «pero estábamos detrás de ella desde hace mucho tiempo por su innegable interés. Cuando descubrimos que era propiedad de Marina Picasso, nos costó convencerla. Finalmente hemos rematado la operación».

Mademoiselle Leonie forma parte de un grupo de obras realizadas sobre papel con las que el artista trabajó primero en París  y más tarde, en Cadaqués, donde pasó  el verano en compañía de Fernande Olivier. Eran momentos cruciales para la evolución de la obra del artista. La nueva adquisición de Mapfre es  un estudio preparatorio para los grabados que ilustran la obra Saint Matorel, (escrita por Max Jacob en 1909) por encargo de Henri Kahnweiler, el mítico marchante de la vanguardia parisina de principios del siglo XX.

Pablo Picasso entregó cuatro aguafuertes, que fueron impresos por Les Presses Eugène Delâtre. Se estamparon  106 ejemplares, 6 de ellos sin posibilidad de venta. Realizados entre agosto de 1910, en Cadaqués, y el otoño del mismo año esas estampas están repartidas en colecciones de públicas y privadas de todo el mundo (MoMa, Norton Simon Art Foundation, Casa natal de Picasso en Málaga…) La protagonista de todas ellas es Mademoiselle Leonie. El dibujo ha participado en varias exposiciones celebradas en el National Museum of Modern Art, Tokyo, 1983, en el Museum of Modern Art de Nueva York, 1990 o en la Tate Gallery, Londres, 1994.

La colección Mapfre, con más de 1.500 obras , posee varias obras más del artista malagueño : Maternidad (1901) y Arlequín y Polichinela más la colección de grabados que componen la Suite Vollard, 100 estampas encargadas por el marchante Ambroise Vollard y firmadas entre 1930 y 1937.

Pese al coste de la operación, ni de lejos se acerca a los logros de la pintura de Picasso en el mercado. Inamovible desde hace años entre la lista de los cinco primeros más cotizados, el óleo “Nude, Green Leaves and Bust”, superó los 81 millones de euros en una subasta celebrada en Nueva York.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo arte, siglo XX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s