Robespierre no era tan Robespierre

elpais.com

El asesino. El sanguinario. El delirante. El coco… Antepongan esos calificativos a estos: el virtuoso. El incorruptible. El demócrata. El soñador. ¿Cómo cuadrarlos? Difícil. Pero habría que equilibrar la balanza, demasiado torcida ante los primeros, en el caso de Maximilien Robespierre. El personaje más controvertido de aquel hito que marcó la Historia Universal y que se dio en llamar Revolución Francesa merece un juicio justo que le devuelva la cabeza de la guillotina eterna. (Leer más)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo siglo XVIII

Una respuesta a “Robespierre no era tan Robespierre

  1. Irene Rodriguez

    Respecto a dicho tema, yo opino que Robespierre no se merecía todas las acusaciones y críticas que se han difundido a lo largo de la historia. A pesar de que le acusen de todos los asesinatos, ha sido uno de los grandes revolucionarios y demócratas de la Revolución, y la mayoría de las cosas que se han dicho de él es totalmente erróneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s